"La empresa minera Gem Diamonds ubicada en África, ha descubierto un nuevo diamante blanco de importancia en su prolífica mina Letšeng en Lesotho, apenas seis días después de un hallazgo anterior.

Este diamante, pesa 118.74 quilates, es la quinta gema de más de 100 quilates recuperada este año en la operación, según informó la compañía.

Los diamantes de tipo IIa son las piedras preciosas más valoradas y coleccionables debido a su estructura cristalina que contiene muy pocos o ningún átomo de nitrógeno.

Por otro lado, los diamantes Boart son piedras de baja calidad utilizadas en forma de polvo como abrasivo.

La mina Letšeng es una de las diez mayores explotaciones de diamantes del mundo en términos de ingresos y se sitúa a 3.100 metros (10.000 pies) sobre el nivel del mar, convirtiéndola en una de las minas de diamantes más altas del mundo.

Los mineros de diamantes enfrentan dificultades debido a la débil demanda de joyas de diamantes por parte de Estados Unidos y China, así como al aumento de la popularidad de los diamantes cultivados en laboratorio (LGD, por sus siglas en inglés), que son más económicos.

En 2015, los diamantes artificiales tenían una participación mínima en el mercado en comparación con los diamantes naturales. Sin embargo, el año pasado, representaron más del 10% del mercado mundial de joyería de diamantes, según el experto en la industria Paul Zimnisky.