Camioneros chilenos llevaron a cabo protestas en el norte del país, una región rica en minerales, así como en los alrededores de la capital, Santiago, exigiendo mayor seguridad en respuesta al aumento de los delitos violentos.

Los conductores, pertenecientes a pequeñas y medianas empresas de transporte afiliadas a la Confederación Fuerza del Norte (CTFN), bloquearon parcialmente carreteras cerca de las ciudades norteñas de Arica y Coquimbo, además de las afueras de Santiago, generando congestión en el tráfico matutino. No se reportaron interrupciones inmediatas en las vastas operaciones de cobre y litio de Chile.

Estas protestas reflejan una creciente preocupación por la seguridad pública, con encuestas que indican que el crimen y la inmigración son las principales preocupaciones de los votantes. Aunque las tasas de homicidio disminuyeron ligeramente el año pasado, se observó un aumento del casi 50 % en 2022, lo que llevó al gobierno a implementar el mayor aumento del gasto en seguridad en ocho años.

Sin embargo, según la CTFN, estas medidas son insuficientes. La confederación insta a reforzar los controles fronterizos, establecer puestos de control en las carreteras y desplegar personal militar. A pesar de que la producción de cobre en Chile ha alcanzado su nivel más bajo en dos décadas, el país sigue siendo el mayor proveedor mundial de este metal, además de ser el segundo mayor productor mundial de litio.

Por: James Attwood