• En los proyectos mineros, se llevan a cabo actividades de rescate y reubicación de flora y fauna silvestres.

Las mineras mexicanas Peñoles y Fresnillo plc realizan labores de conservación de la biodiversidad en cada una de sus operaciones a lo largo del país.

De acuerdo con la NOM-059-SEMARNAT-2010, que enlista las especies de flora y fauna protegidas de México, ambas empresas, en sus distintos proyectos mineros, cuentan con procedimientos para llevan a cabo algunas acciones de reubicación de flora y fauna. Además, ejecutan obras de conservación de suelos, infiltración de agua y reforestación con plantas de vivero.

En 2019, Peñoles rescató 27 mil 900 individuos de 26 especies de flora silvestre, mismos que fueron reubicados en una superficie de 14 hectáreas. Del total de las especies reubicadas, cuatro se encuentran en alguna categoría de protección, como son: biznaga cornuda, biznaga de Moeller, sahuaro y sinita.

Por otra parte, la empresa rescató 79 individuos de fauna silvestre de 17 especies, los cuales fueron liberados en sitios similares a su hábitat natural. Del total de especies liberadas, también siete se encuentran en alguna categoría de protección: la culebra sorda mexicana, la serpiente de cascabel cola negra y el camaleón cornudo.

Peñoles cuenta con un predio para la protección de vida silvestre fuera de su hábitat natural, ubicado en Cuencamé, Durango, avalado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). El lugar cuenta con 50 hectáreas, divididas en cuatro potreros, que tienen más de 150 ejemplares de 10 especies de herbívoros.

Algunas de las especies que se encuentran en la Reserva son: bisontes americanos, búfalos acuáticos, watusi, avestruz, venado elk, venado fallow, borrego muflón, ganso canadiense, pato mexicano y pavorreal. También, se llevan a cabo campañas de protección de flora y fauna en las comunidades como parte de su compromiso con el medio ambiente. Esta reserva ecológica busca contribuir a la concientización en el cuidado del medio ambiente.

Por su parte, Fresnillo plc cuenta con diversos programas de conservación, entre ellos, el Programa de Manejo y Vigilancia Ambiental (PMVA), con la cual se ha logrado el rescate y reubicación de 24 especies vegetales nativas o endémicas de la región de Caborca, Sonora. Entre ellas destacan el 100% de las cactáceas, presentes en el sitio, que son fundamentales como alimento y abrigo para el caso del berrendo Sonorense y demás fauna nativa local.

Durante el último proyecto de expansión de infraestructura de la Unidad Penmont, se permitió la liberación de 34 especies de fauna silvestre, entre ellas, el berrendo, la ardilla antílope, culebra chirrionera, culebra ratonera, cachoras, huico, rata cambalachera, ratón de abazones, camaleón, víboras de cascabel de Mojave, Cabeza de diamante y de cuernitos; estas últimas tres bajo el estatus de “en peligro o amenazadas”.

También se rescataron y reubicaron 519 mil 568 individuos vegetales distribuidos en una superficie de 1,298.9 hectáreas con 24 especies nativas de Sonora como los cactus columnares del tipo de la Pitahaya gigante, Sinitasy Sahuaros. Esta última declarada como especie protegida por las autoridades ambientales del país.

De manera periódica, la empresa realiza un monitoreo de la fauna y flora reubicada, donde también participan especialistas de instituciones como la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (CEDES), con el propósito de proteger esta vida silvestre. Asimismo, se trabaja en acciones de conservación del suelo.

La compañía minera cuenta también con la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), ubicada en Fresnillo, Zacatecas y creada en 199, donde protege a alrededor de 174 animales de 33 especies, entre ellos, el gato montés, jabalí, mapache, jaguar, oso negro, mono araña, pitones, tigre de bengala y pumas. Todos ellos han sido ejemplares rescatados por las autoridades ambientales y llevados a la UMA para su cuidado, posteriormente, se regresan a su hábitat natural.

La UMA ofrece visitas turísticas para sensibilizar a las personas sobre la importancia de cuidar la biodiversidad y el medio ambiente. Cuenta con la certificación CIVS (Centro para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre), otorgada por la Profepa, la cual considera a Fresnillo plc como empresa minera socialmente responsable en conservación e investigación de la vida silvestre.

Con estas acciones, Peñoles y Fresnillo confirman que parte de su cultura corporativa es apostar por una minería sustentable en la que el desarrollo económico de una región siempre deberá priorizar el bienestar social y ambiental de las comunidades en las que opera.