• La empresa busca proteger a su personal con la vacuna contra el Covid-19

Torreón, Coahuila.- El 90 por ciento de las actividades correspondientes a las áreas administrativas de Industrias Peñoles se desarrollan actualmente en los domicilios de sus colaboradores, situación que prevalecerá por lo menos durante lo que resta del primer semestre del 2021.

Así lo manifestó el director general de la empresa minera mexicana, Rafael Rebollar González, quien agregó que no se descarta que posteriormente, incluso aún cuando la etapa crítica de la pandemia se haya superado, haya labores que prevalezcan de manera permanente en esa modalidad, esto dentro de una nueva realidad.

El ejecutivo aseguró que esta firma realiza esfuerzos con miras a poder incluir a su personal dentro de la estrategia nacional de vacunación contra el Covid-19, además de que llegado el momento, cuando las condiciones sean propicias para ello, no dudaría en apostar a en la compra de inmunizaciones para la protección de sus colaboradores.

Sobre esto último, reconoció que aún está un poco lejos tal posibilidad, ya que los primeros laboratorios en producir las vacunas las tienen comprometida con prioridad con los gobiernos de los países que las demandan en todo el mundo, y habrá que esperar a que otras 20 inmunizaciones que están en distintas etapa de desarrollo se liberen para que pueda haber una disponibilidad mayor.

Respecto a la modalidad de “home office”, Rebollar González comentó que terminando el primer semestre del año en curso se tendrá que evaluar si se continúa o no como hasta ahora, que en el caso de Peñoles tiene al 90 por ciento de su personal administrativo laborando desde casa, mientras que en áreas operativas son sólo el 10 por ciento.

Será cuestión de monitorear la situación, pero “creo que regresar a lo que había antes de la emergencia sanitaria a lo mejor sería un error, porque hay muchos aprendizajes al respecto y cada empresa tendrá que valorar qué es lo que más le conviene, y a lo mejor habrá puestos de trabajo que si le conviene a la empresa y a la persona seguirán trabajando desde casa, y habrá otros que tengan que integrarse de manera presencial, lo cual se tendrá que ir decidiendo como se vaya observando el desempeño de las cosas”.