• Adquiere la compañía Cobre Panama un equipo Epiroc Pit Viper 351E

Donoso, Panamá.- Marcando un hito en la minería sostenible de América Latina, Cobre Panamá se convirtió en la mina con la mayor cantidad de perforadoras eléctricas en la región al adquirir otra perforadora Epiroc Pit Viper 351E, la perforadora de superficie sin emisiones más grande del mundo.

La adquisición de este avanzado equipo de perforación marca otro hito importante: es la máquina eléctrica número 200 de su clase fabricada por la empresa sueca Epiroc a nivel mundial. Destaca el avance hacia una minería sustentable que reduce y mitiga los impactos de producir equipos con tecnologías avanzadas.

El equipo de perforación Pit Viper 351E es el equipo de perforación más grande que fabrica Epiroc y el más grande del mercado. Desde su lanzamiento en el año 2000 en MinExpo, ya se han fabricado 200 unidades para más de 35 países.

"Alcanzar el taladro eléctrico número 200 nos enorgullece. La minería está evolucionando para ser cada vez más sostenible y en Epiroc estamos acelerando ese proceso”,  señaló José Manuel Sánchez, Presidente de División Superficies.

Por su parte, el country manager de Cobre Panamá, Keith Green, repasa el firme compromiso que mantiene la matriz First Quantum Minerals, con la sustentabilidad y la mitigación de las causas del cambio climático. “Como empresa minera responsable, reconocemos nuestra obligación de contribuir a la gestión y mitigación del cambio climático. Parte de nuestra contribución es en parte a través de la adquisición y uso de la mejor tecnología disponible para reducir e incluso eliminar, como en este caso, las emisiones de gases.

Actualmente, Cobre Panamá - First Quantum Minerals está implementando una estrategia de mitigación del Cambio Climático, la cual establece una reducción del 30% de gases de efecto invernadero para el año 2025 y que para el 2030, esta reducción será del 50%.

Epiroc también tiene objetivos ambiciosos para contribuir a la reducción del calentamiento global, la compañía sueca está concentrando esfuerzos en tener una cartera completa de equipos eléctricos para 2030, y se propone que al menos el 50% de los equipos vendidos sean eléctricos. Björn Tisell, gerente general de Epiroc Centroamérica, señaló que las versiones eléctricas suelen ser menos costosas de operar porque usan menos lubricantes y no tienen costos de combustible diesel. En algunos casos, la ventaja del costo operativo cubrirá el costo de inversión adicional de pedir una versión eléctrica en un año. La vida útil de un motor eléctrico es considerablemente mayor que la de un motor diésel equivalente y tiene un funcionamiento más silencioso.

Tisell también destacó que la cabina del operador es un lugar muy seguro, espacioso y cómodo para trabajar. “Gracias a que el Pit Viper 351 E cuenta con un RCS, un Rig Control System y un Hole Navigation System (HNS), siempre podemos ubicarlo. El equipo transmite datos y genera alertas de todos los eventos que ocurren durante el operación, es así como el equipo de producción y mantenimiento de la mina siempre está pendiente y monitoreando la operación en línea”, aseguró.

La entrega conmemorativa del taladro eléctrico número 200 fabricado por Epiroc, tuvo lugar en el corazón de la operación de la mina Cobre Panamá ubicada en Donoso, y al acto asistieron directivos y empleados de ambas empresas.