• Explican que se facilitará el abasto de agua, incluso cuando falle la luz.
• Dos tanques elevados nuevos, serán alimentados por paneles solares para disminuir el uso de electricidad.

Mazapil, Zac.- Como parte de sus acciones en favor de la comunidad El Nuevo Vergel, en Mazapil, la minera Newmont Peñasquito trabaja en un sistema de bombeo de agua para dos tanques elevados nuevos, además del que ya se tenía, mismos que serán alimentados por paneles solares para disminuir el uso de energía eléctrica y garantizar a la población mayor disponibilidad hídrica.

Amalio Arroyo Pancillas, quien pertenece a la comunidad, explicó que el proyecto, además de ahorrar energía, facilitará que haya agua potable, incluso cuando falle la luz, problema constante que sufren como consecuencia de las condiciones climáticas; una vez que se va la luz, el pozo deja de funcionar, por lo que debe ser reiniciado y se dificulta el abasto del vital líquido.

Aunado a esto, la capacidad del único tanque en función es limitado, lo a su vez representa desabasto de agua para las casas más alejadas del pozo; en este contexto, el representante de la comunidad reconoció que, una vez finalizados los trabajos, los paneles solares alimentarán una planta eléctrica destinada específicamente para apoyar al pozo.

Esto contrasta con la realidad actual, la que Don Amalio calificó como “deficiente”, al considerar que, para el uso o el acceso al agua, los habitantes de la comunidad deben trasladarse al pozo, ya sea para prenderlo o llenar botes y entonces abastecerse de agua.

Al contrario, con los tres tinacos que funcionarán al terminar la obra, “se llenarán siempre”, y a su vez distribuirán el agua a todas las viviendas del lugar, beneficiando a alrededor de 200 familias, lo que se traduce en poco más de mil personas, sobre todo en temporadas de calor, cuando, se dijo, “se usa más” el vital líquido.

Entre otras acciones, Arroyo reconoció que la mina ha aportado a la comunidad también con la construcción de la plaza central, la pavimentación del lugar en coordinación con la presidencia municipal de Mazapil, así como la elaboración de un camino con dirección al área de riego.

“Nos ha alivianado”, aseguró el representante de la comunidad con respecto a Newmont, empresa que también contribuyó con la construcción de 10 pozos de riego.

Para futuras colaboraciones con la comunidad de El Nuevo Vergel, la comunidad propone capacitaciones por parte de un agrónomo que los oriente sobre “cómo ahorrar agua y producir más”, pues se trata de población dedicada principalmente a la agricultura y cosecha de maíz, avena y alfalfa, entre otros, y lo ven como una oportunidad de aprovechar la tierra, sin derrochar agua.