• El precio del cobre en México aumentó más de 50 por ciento en 12 meses.

Tras más de un año del impacto que generó la pandemia de coronavirus en la economía mundial, el precio del cobre aumentó más de 50 por ciento en 12 meses, lo que impulsó los ingresos Grupo México, Condumex, Elementia, Xignux y Nacobre, luego de que el sector en su conjunto alcanzó su nivel de ventas más alto desde que se tiene registro.

Solo en el primer bimestre de 2021, la fundición y refinación de cobre en México –proceso necesario para luego convertirlo en diferentes materiales– obtuvo un valor de producción de 346.6 millones de dólares, lo que significó un incremento de 32.2 por ciento, el mayor monto desde que tiene información el INEGI en 2013.

“El mercado del cobre se centró firmemente en la demanda, ya que China se recuperó rápidamente de la crisis del coronavirus y en otros países se desataron estímulos de tecnología verde para sacar sus economías de la crisis”, comentó Carsten Menke, director de investigación del banco Julius Bär.

Grupo México, que preside Germán Larrea, reportó ingresos en el primer trimestre de este año por 2 mil 801 millones de dólares, un incremento de 56.1 por ciento en comparación con lo registrado en igual lapso de un año previo, esto a pesar de que su producción bajó en volumen 0.5 por ciento anual.

Leonardo Contreras, director de comercialización y CEO de Asarco, división minera del conglomerado, afirmó en conferencia con analistas que la empresa espera que la demanda del cobre aumente hasta en 5.5 por ciento en el mercado global.

“Hemos demostrado que la filosofía de inversión del Grupo no se basa en las perspectivas de los precios del cobre, sino en la calidad y eficiencia de los activos que operamos y desarrollamos”, resaltó.

Esta situación también empujó los ingresos de firmas como Elementia, Condumex y Xignux, los cuales manufacturan distintos productos con cobre para sectores como la energía, construcción y el automotriz, industrias que reflejaron la mayor demanda nacional e internacional del material

Entre enero y marzo de este año, Condumex, subsidiaria de Grupo Carso, empresa que dirige Carlos Slim, reportó ingresos de 8 mil 189 millones de pesos en sus divisiones de cables para construcción, energía y automotriz, lo que significó un incremento de 35.3 por ciento en comparación con lo reportado en igual periodo de 2020, el mayor aumento desde que se tiene registro.

“Todas las divisiones mejoraron su desempeño destacando cables, con mayores pedidos en el mercado nacional y de exportación en las regiones Austria, Brasil y España, aunado a precios superiores del cobre y del tipo de cambio. Igualmente, el segmento automotriz, que mostró un buen desempeño tanto en arneses como en cable automotriz”, destacó Angélica Piña, directora de relación con inversionistas de Grupo Carso, en conferencia.

Mientras que Elementia, donde también tiene participación accionaria Carlos Slim, reportó entre enero y marzo de este año en su división metales ventas por 2 mil 222 millones de pesos, un aumento de 20.6 por ciento frente a lo registrado en igual lapso de 2020.

Elementia opera la marca Nacobre, la cual es la principal firma que manufactura conexiones y tubos de cobre usados en la construcción en México.

Mientras que Xignux, conglomerado que maneja las empresas Viakable, Prolec y Voltrak, reportó un aumento de 28.7 por ciento en sus ingresos, de los cuales 57 por ciento dependen de la venta de cables para diferentes sectores, donde destaca sus manufacturas con cobre.

Bonanza no será por siempre

Aunque la alta demanda y poca oferta impulsó a nivel récord el precio del cobre, los especialistas consideran que esta bonanza no será para siempre.

“La demanda china por cobre se desvanecerá en el contexto de una demografía desfavorable y la transición de la economía de un crecimiento impulsado por la inversión a un crecimiento impulsado por el consumo. Por lo tanto, no vemos que el mercado del cobre entre en un súper ciclo”, dijo Carsten Menke, director de investigación de Next Generation del banco suizo.

Incluso destacó que podría comenzar a bajar su precio antes de que termine 2021.

FUENTE: EL FINANCIERO