Horacio Rivera Zamora trabaja actualmente como Superintendente de Flotación de Planta de Procesos en Newmont Peñasquito. Para él, lo más importante es su familia: sus hijas y su esposa son la motivación más profunda para salir adelante. Ingeniero químico de profesión, aficionado a la cocina y los juegos de mesa, cada que puede toca la guitarra y si alguien se lo pide hasta puede llevar serenata. La pandemia del coronavirus cambió la forma en cómo veía la vida: “el futuro es irrelevante, lo que cuenta es el presente”.

Fuente: Newmont Peñasquito.