• Tuvo la Bolsa su mejor primer trimestre en 14 años.

CDMX.- El S&P/BMV IPC, principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró el primer trimestre del 2021 con un alza de 7.21%, su mejor desempeño para cualquier primer trimestre en los últimos 14 años.

Si bien la pandemia no ha cedido e incluso amenaza una tercera ola de contagios en varios países, la aceleración de la producción y vacunación (particularmente en Estados Unidos) han impulsado los mercados en la región  de América del Norte.

A esto se suma el plan de estímulos fiscales de 2 billones de dólares del presidente estadounidense Joe Biden, al que se le sumará un plan de infraestructura de 3 billones de dólares.

"Tuvimos un buen trimestre que atribuimos en parte a que nuestro mercado estaba rezagado respecto a otros, principalmente Estados Unidos, y lo que ha ayudado es el tema de la vacunación y la recuperación en ese país", dijo Carlos González, director de Análisis Bursátil en Monex.

Explicó que el desempeño pudo haber sido mejor, de haberse dado condiciones internas favorables, como apoyo a empresas en problemas, incentivos a la inversión, mayor seguridad y generación de empleos.

De las 35 compañías del IPC, 24 presentaron rendimiento positivo entre enero y marzo y 11 tuvieron desempeño negativo.

Las empresas con los mejores rendimientos fueron las cementeras Cementos Mexicanos y Grupo Cementos Chihuahua, además de la extractora de metales Grupo México, seguidas del administrador de restaurantes Alsea.

Ningún sector fue el claro ganador, pero entre las mejores estuvieron empresas cíclicas como las mineras, como la minorista Walmart de México y Centroamérica, entre otras.

Las beneficiadas
"Nuestro mercado es pequeño y con pocas emisoras por sector, por lo que es mejor hablar de empresas en particular", dijo González.

Las acciones más beneficiadas "probablemente tengan que ver con el lado externo de sus operaciones, con ventas e incluso  operaciones en Estados Unidos, cuyos planes están impulsando la recuperación".

Cemex observó una recuperación en forma de "V" en sus volúmenes a lo largo de 2020 y espera que este año las afectaciones causadas por el Covid-19 sean menores que en 2020, además de un incremento en la demanda en sus principales mercados, dijo en una reciente llamada con inversionistas.

La compañía, que este año adquirió una serie de activos en Texas, espera que sus volúmenes de venta crezcan de forma consolidada hasta 2% este año, e incremento de 10% en flujo operativo (EBITDA).

Con esas perspectivas de crecimiento se incrementó 40.41% el precio de sus títulos de la cementera, de enero a marzo.

Grupo México, que también participa en infraestructura y transporte, repuntó 27.75% al cierre del tercer mes del año.

La productora de cobre ha mejorado sus perspectivas en función de ese metal, cuya demanda aumentó en correlacionada con el crecimiento económico previsto y hoy en día se encuentra en sus mejores niveles de casi una década.

La tercera empresa con el mejor desempeño fue Grupo Cementos Chihuahua, que también produce materiales para la construcción en México y Estados Unidos. Por razones similares a Cemex, la compañía registró una ganancia en Bolsa de 18.2% en el primer trimestre.

Por el lado de las minusvalías las más representativas fueron las de Industrias Peñoles, el conglomerado industrial Alfa y Grupo Carso.

Peñoles ajustó su precio luego de un buen 2020,  cuando lideró las ganancias del IPC, en consonancia con el precio de los metales preciosos, que han empezado a ajustar su precio luego de lograr récords el año pasado.

Alfa perdió el entusiasmo que generó con su plan para dejar de ser un conglomerado, al desprenderse de su filial automotriz Nemak, de la petroquímica Alpek y vender parcial o totalmente su negocio de telecomunicaciones, Axtel.

Sus acciones fueron castigadas por los inversionistas luego que los extranjeros llegaran al límite de 50% que pueden tener en la compañía. Alfa perdió 17.94% de su valor en el primer trimestre.

Grupo Carso, que planea invertir 80 millones de dólares este año, fue uno de los más afectados durante la peor parte de la pandemia, con su filial comercial Grupo Sanborns cerrando unidades de manera definitiva.

Su acción llegó a 2021 en la cola de un rally que casi la lleva a borrar las pérdidas de 2020, pero que rápido se ajusto a los niveles actuales de cotización. La compañía retrocedió 15.82% en el mercado bursátil.

Por su parte, el peso mexicano se depreció en el trimestre 2.36% de 19.9500 a 20.4200 unidades. (Con información de Infosel)