La empresa estaría respaldada por el magnate multimillonario Bill Gates y habría hallado el depósito más grande en un siglo

KoBold Metals, una empresa respaldada financieramente por reconocidos multimillonarios como Bill Gates y Jeff Bezos, ha logrado un importante avance en la industria minera al descubrir un significativo yacimiento de cobre en Zambia. El hallazgo se ha producido en África y es bastante ilusionante, ya que se trata de un metal que hasta ahora era muy escaso. De hecho, la escasez es una de las grandes problemáticas de nuestro tiempo en bienes primarios muy preciados. Por ello, vamos a ver qué puede ofrecer esta importante mina de cobre al mundo.

Un hallazgo sorprendente y con gran perspectiva de futuro

Este hallazgo es particularmente notable dado que el cobre es uno de los metales cuya demanda ha superado ampliamente la oferta disponible, convirtiéndose en un recurso escaso frente a las crecientes necesidades de su uso en tecnología y otras aplicaciones industriales. Otrora, este metal estaba en todas partes, y fue clave en el desarrollo humano en los milenios finales del Neolítico.

Ahora, su uso es mucho más avanzado que para productos suntuosos y pequeñas herramientas, pero cada vez, es más escaso. Este hallazgo es significativo, ya que según un comunicado del gobierno de Zambia es el mayor depósito de los últimos cien años.

La importancia de este descubrimiento no radica únicamente en la cantidad de cobre encontrado, sino también en la calidad del mismo. Se considera que el yacimiento zambiano podría tener el cobre de más alta calidad a nivel mundial, lo cual representa una noticia prometedora para el suministro global de este, siendo uno de los principales depósitos que se han encontrado en el último siglo.

La utilización de la inteligencia artificial en el proceso de exploración ha sido clave para este descubrimiento, subrayando el potencial de las tecnologías avanzadas para revolucionar la búsqueda de recursos naturales.

Además de su trabajo en Zambia, KoBold Metals también trabaja en encontrar depósitos de cobalto, litio y níquel. ¿Qué tienen todos estos metales en común? Muy sencillo, todos se utilizan para la industria tecnológica, por lo que la firma minera se ha convertido en una de las principales apuestas de los grandes empresarios tecnológicos para hacer frente a la escasez de materiales.

Aunque la explotación del yacimiento recién descubierto en Zambia no comenzará de inmediato, se estima que la producción podría iniciar en aproximadamente diez años. Al fin y al cabo, todavía queda mucho camino por delante, pero está claro que es un proceso bastante ilusionante.

Ahora bien, conociendo el recorrido que han tenido las empresas mineras en África, cabe preguntarse el impacto que tendrá para Zambia este hallazgo, así como para las condiciones laborales de los trabajadores que estarán inmersos en el proceso productivo de la mina. De acuerdo con un artículo para Conservation Letters de David P. Edwards y su equipo el impacto de la minería en África es bastante negativo, desplazando especies animales y destruyendo ecosistemas, mientras que el capital suele ser extranjero y normalmente las ganancias de las minas no repercuten de forma positiva en la vida de las personas que integran o forman estos países.

Fuente: LA VANGUARDIA