• La tributación por este concepto se incrementó 44.6% anual durante 2020; Grupo México, Peñoles, Frisco y Autlán destinan 38% de sus ganancias al SAT.

CDMX.- Las empresas mineras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) pagaron mil 293.9 millones de dólares de impuesto sobre utilidad en 2020, lo que representa alrededor de 9.2 por ciento del total de ingresos que tuvieron el año pasado.

El pago de impuestos a la utilidad subió 44.6 por ciento anual durante 2020, siendo la variación más grande en tres años, debido a que el precio de algunos metales preciosos aumentó en el mercado por la pandemia de coronavirus, como fue el caso del oro y la plata, cuyo valor repuntó 27 por ciento el año pasado comparado con 2019, mientras que el cobre incrementó su valor en 2.7 por ciento anual.

Un consolidado realizado por El Financiero, con datos publicados por las empresas en el mercado bursátil mexicano muestra que la división minera de Grupo México, Minera Frisco, Industrias Peñoles y Autlán obtuvieron este porcentaje que es el más alto que reporta el sector desde 2017.

Las cuatro compañías tuvieron ingresos por 14 mil 58 millones de dólares el año anterior, un alza de 5.3 por ciento en comparación con lo que registraron durante 2019.

“La derrama económica de la minería en México es de 190 mil 410 millones de pesos (9 mil 887.6 millones de dólares) eso tiene que ver con los impuestos pagados, a esto hay que sumarle las compras a cerca de 9 mil 600 proveedores nacionales, y eso es dinero real que impulsa la economía”, dijo en conferencia reciente Fernando Alanís, presidente de la Cámara Minera de México (Camimex).

A inicios de marzo, la minera canadiense First Majestic presentó una solicitud de arbitraje internacional al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias

Relativas a Inversiones (CIADI), bajo el Capítulo 11 del nuevo Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), contra el gobierno de México en relación al pago de 500 millones de dólares que reclama el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por el cobro de impuestos entre los años fiscales 2010 a 2014.

“La compañía considera que las acciones del SAT son contrarias a los términos del Acuerdo Anticipado de Precios, que estableció la metodología para determinar los ingresos e impuestos de Primero Empresa Minera (PEM), su subsidiaria en México, para los años fiscales 2010 a 2014 y que, según el abogado mexicano de la minera, sigue siendo válido de acuerdo con el Código Fiscal de la Federación Mexicana a menos y hasta que sea anulado por un Tribunal de última instancia”, reclamó la canadiense, en un asunto que todavía se dirime.

Las empresas mineras de la BMV reportaron una utilidad antes de impuestos consolidada de 3 mil 343 millones de dólares el año pasado, de esta cantidad 38.7 por ciento se destinó al pago de impuestos, con lo cual tuvieron una utilidad neta de 2 mil 49 millones de dólares.

Esto significa que el pago de impuestos a la utilidad representa 63.2 por ciento de lo que tuvieron como utilidad neta durante el 2020.

Fernando Alanís dijo que el alto cobro de impuestos en México le resta competitividad al país para la atracción de nuevas inversiones en minería, e incluso presentó información de un estudio realizado por PwC donde se señala que en 2021 enfrentarían un aumento en la carga fiscal.

“Camimex solicitó a PwC un estudio comparativo de la carga impositiva de la industria minera en México en relación con Canadá, Chile, Perú, y Estados Unidos (...) El resultado arrojó que, de estas cinco naciones, México tiene la mayor carga impositiva”, dijo.

Grupo México, la más afectada
En el caso de la división minera de Grupo México, firma que preside Germán Larrea, se reportó una carga de impuestos a la utilidad de mil 197 millones de dólares el año pasado, 22 por ciento mayor a lo que destinó en 2019.

“Grupo México es la tercera compañía más grande del país en términos de capitalización de mercado y la cuarta en bursatilidad. Es la segunda empresa en pago de impuestos y la primera en pago de Participación de los Trabajadores en las Utilidades en México y Perú”, refiere la empresa en su reporte en la BMV.

Mientras que Industrias Peñoles, firma que encabeza Alberto Bailléres, pagó 184.8 millones de dólares en este rubro durante 2020, cifra que contrasta con los 33 millones de dólares de carga positiva que obtuvo en impuestos a la utilidad (es decir que fueron positivos para su utilidad neta).

Cabe señalar que el impuesto a la utilidad de Grupo México representó 14 por ciento de sus ingresos, mientras que para Peñoles fue de 3.9 por ciento.

Sobre Autlán, la firma dedicada a la extracción de ferrometales usados en la industria siderúrgica, tuvo un cargo de impuestos sobre utilidad de 4.2 millones de dólares, 19.3 por ciento inferior a lo reportado en 2019. Esto significa que tuvo una pérdida neta el año pasado de 14.8 millones de dólares.

Un caso a destacar es Minera Frisco, que preside el empresario Carlos Slim, pues la empresa tuvo un cargo positivo de impuestos a la utilidad de mil 994 millones de pesos, y en 2019 de mil 126 millones, solo hay un pago, que, se resta a la utilidad neta, de 114 millones de pesos en el ejercicio de 2018.

FUENTE: EL FINANCIERO