La secretaria de Minería, Flavia Royón, emprendió un viaje a Bruselas con el propósito de avanzar en la "hoja de ruta" destinada a potenciar la exportación de minerales hacia los países europeos.

En medio de la crisis energética global ocasionada por la escasez de insumos estratégicos debido a conflictos como la guerra en Ucrania y Medio Oriente, Argentina y la Unión Europea han cerrado un acuerdo para fortalecer las exportaciones de litio y otras materias primas críticas.

La Comisión Europea recibió en Bruselas a una destacada delegación argentina liderada por la secretaria de Minería, Flavia Royón, con el fin de reforzar la alianza en torno a las cadenas de valor sostenibles de las materias primas.

Este encuentro se enmarca en el compromiso conjunto asumido en junio de 2023, durante la reunión entre la presidenta de la UE, Ursula von der Leyen, y el expresidente argentino Alberto Fernández, así como en la Cumbre UE-CELAC de julio de 2023. Este compromiso se ha activado en el marco de Global Gateway, la iniciativa de la UE para establecer relaciones sólidas y sostenibles con sus países socios.

Las materias primas críticas y estratégicas son esenciales para una variedad de sectores clave, como la industria net-zero, la industria digital, la industria aeroespacial y la defensa. Ante el previsible aumento de la demanda de estas materias primas, las alianzas y el uso responsable de las mismas son cruciales para un futuro sostenible.

Según el comunicado emitido por la Unión Europea tras la reunión de Royón en Bruselas, "Argentina aspira a convertirse en un proveedor confiable de materias primas para Europa en un momento en que la UE busca diversificar sus importaciones de insumos fundamentales".

Durante la visita de alto nivel, además de la secretaria de Minería, participaron los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Carlo Sadir (Jujuy), Gustavo Sáenz (Salta) y Marcelo Orrego (San Juan), así como el secretario general del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Ignacio Lamothe.

Royón afirmó que Argentina aspira a convertirse en un socio estratégico de la UE en el suministro de materias primas críticas y energéticas, destacando el potencial del país como uno de los principales productores de litio y con vastas reservas de este metal crucial para la fabricación de baterías eléctricas recargables.

El objetivo del acuerdo es garantizar el desarrollo de un suministro seguro y sostenible de las materias primas necesarias para la transición hacia la energía limpia y la digitalización.