Potencial. Michael Scherb, CEO y fundador de la empresa, dice que puede invertir hasta 2 mil mdd en el mercado nacional.

El gestor de inversiones de Reino Unido Appian Capital considera que hay un gran potencial de negocios en la minería mexicana, por lo que les interesa de tres a cinco años invertir al menos mil millones de dólares.

En entrevista con MILENIO, Michael Scherb, fundador y CEO del fondo, destacó que América Latina es uno de los destinos importantes para sus capitales, pues alrededor de 70 por ciento de lo que inyectan en el sector extractivo viene a esta región.

“La mayor parte se destina a Brasil, Perú, Colombia y Chile, pero hasta ahora no hay en México (…) Queremos invertir de uno a dos mil millones, idealmente más de cinco, es nuestro objetivo para el país”, expuso.
Explicó que no solo son inversionistas, “somos constructores de minas, contamos con todo el personal interno, desde geólogos hasta ingenieros y metalúrgicos. Entonces, cuando hacemos una inversión, nos aseguramos de que la mina entre en producción”.
“Aquí hay algunos desafíos, pero creo que México tiene muchas ventajas y nos gustaría invertir, si podemos, más de mil millones de dólares en el mercado durante los próximos tres a cinco años, idealmente”, agregó.

Scherb detalló que cuentan con equipos comunitarios y criterios Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) completos.

“Somos un socio a muy largo plazo, de 12 a 15 años, así que no estamos aquí para hacer un cambio rápido y contratar una empresa en Canadá, por ejemplo. Estamos aquí para construir minas, desarrollar relaciones con las comunidades y ponerlas en producción”, destacó.

Comentó que entre los proyectos en los que buscan invertir en el país destaca el cobre y la plata, “todos los demás nos parece atractivos, excepto el litio”.

Michael Scherb explicó que en el mercado serán potencialmente socios de cualquiera de las principales empresas mineras.

“Creemos que serán excelentes socios locales, todos los mineros importantes aquí, así como algunos de los pequeños y medianos mineros”, comentó
“Pero tenga en cuenta que Appian es un operador, no somos solo un inversionista, nos gusta operar proyectos, traer nuestro equipo aquí. Entonces podemos hacer empresas conjuntas con firmas mineras locales, no nos importa. Incluso estamos invirtiendo nosotros mismos, tampoco es un problema”, agregó.
Sobre la relocalización de líneas de producción, conocido como nearshoring, el director señaló que es un fenómeno para ellos bastante relevante, “cuanto más se acerque a los mercados finales, más atractivo resultará para nosotros como inversionistas”.

Señaló que ya realizaron ofertas por tres proyectos en los últimos dos años en el país, por lo que aún mantienen esperanzas de encontrar algo.

“Pero ahora estamos atravesando un proceso para asegurarnos de que entendemos el riesgo que tiene México, también en relación al potencial del país, así que tenemos esperanzas en los próximos años si vemos algunas tendencias positivas en la legislación minera, en el apoyo gubernamental”, comentó.

Scherb dijo que buscan el apoyo de algunas de las iniciativas del gobierno para tratar de erradicar la minería informal.

“Somos un socio de apoyo a largo plazo y nos encantaría invertir, como mencioné, mucho capital aquí en México”, finalizó.

Fuente: MILENIO